Transcripción del episodio 👇

Soy (a lovely) Guiri, episodio 14:
 
Soy (a lovely) Guiri_ episodio 14:
 
Hola, buenos días y bienvenidos a un episodio más de Soy a lovely Guiri, un podcast de Soy Guiri School, tu escuela de español online en la que podrás aprender español con lecciones en vídeo por solo 10 euros al mes.  Visítanos en Soyguiri.com.

Hola de nuevo queridos estudiantes de español, aquí estamos un día más para hablar sobre el español, sobre vocabulario, gramática, trucos y consejos para aprender este maravilloso idioma. Recuerda que puedes encontrar la transcripción de este audio en las notas del programa.
 

¿Qué tal estáis? Yo hoy me siento un poco cansada y con poca energía. En Lecco ya hace mucho frío y creo que me he resfriado. Mi trabajo es muy creativo, tengo que hacer estos podcasts, las publicaciones diarias en Facebook e Instagram, la clase semanal con dibujos y animaciones, y cuando estoy un poco enferma o me falta un poco de energía no tengo imaginación, no sé muy bien de qué puedo hablar para que aprendáis y no se me ocurre nada divertido o simpático.

Bueno, es totalmente normal, todos tenemos momentos en los que estamos más inspirados y otros momentos en los que no lo estamos tanto. Supongo que vosotros lo entenderéis.
Hay diferentes soluciones para este problema. Puedo comer una sopa caliente o beber un té que me ayude a entrar en calor, puedo acostarme un poco más temprano para descansar más, puedo dedicar un poco de tiempo a leer, puedo trabajar un poco menos durante dos o tres días y también es una buena opción meditar y pasar tiempo en silencio entendiendo lo que mi cuerpo quiere decirme.
 

Bueno… después de esta pequeña reflexión vamos a hablar un poquito sobre el español. Hoy os quiero hablar de las diferentes formas de hablar del dinero en español. Tenemos muchas expresiones que usamos, sobre todo, en contextos informales.
 
Empezaremos por la palabra pasta. Pasta, además de una comida típica italiana, es una palabra que puede significar dinero en español. Por ejemplo…
 
Imagina que estás con unos amigos que están hablando de las vacaciones de navidad. Cada uno está hablando de diferentes posibilidades y entonces uno de ellos dice…
“Y… ¿Por qué no nos vamos de viaje a algún país extranjero?, siempre perdemos las vacaciones de navidad aquí y podría ser una buena opción”.
Otros amigos empiezan a contestar… “oye… no es mala idea”, “Sí, a mí me gustaría ir a alguna parte”, “Yo me apunto”…
 
Entonces tú contestas… “ Lo siento chicos… yo no puedo ir… no tengo pasta”.

Otra forma de decir hablar sobre el dinero es cuando usamos la palabra pavo. Pavo es un animal, es un ave que se come en algunos países en navidad. En este caso tiene el significado de la moneda, puede ser euros o dólares, y tiene una connotación negativa. Si utilizo la palabra pavo pienso que lo que estoy comprando es caro… por ejemplo…
 
Imagina que estás en una tienda de aparatos electrónicos de segunda mano, piensas que en esta tienda los artículos son muy económicos porque ya han sido usados. Has encontrado un ordenador antiguo que quieres comprar a tu abuela para que aprenda a usar el ordenador, y cuando vas a la caja y preguntas el precio al dependiente, éste te contesta…
 
“Ese ordenador cuesta 500€”, y tu le respondes sorprendido… “¿¿¿500 pavos???, ¿En serio?”
 
Usando esta palabra se puede entender que piensas que lo que vas a comprar es muy caro.

Por último vamos a ver la palabra duro. La palabra duro se usaba mucho cuando existían las pesetas en España. Un duro eran 5 pesetas. Ahora seguimos usando esta palabra cuando usamos la expresión “no tengo un duro” que significa que no tengo nada de dinero.
 
Vamos a poner un ejemplo…
 
Imagina que estás dando un paseo con tu perro y te encuentras con una amiga que hace mucho tiempo que no ves. Cuando la ves le dices…
“¡Holaaaaa Sonia! ¿Cómo estás? ¡Cuánto tiempo” ¿Qué tal te va?”

Y tu amiga te contesta… “Pues muy bien, estoy trabajando en una oficina, muy cerca de aquí y… nada… me casé… tengo una niñas…, han pasado muchos años”
Tu le contestas… “ Sí, mucho tiempo… tenemos que vernos un día y tomar algo para ponernos al día”.

Y ella te dice… “ Ah… sí. ¿Tienes un poco de tiempo ahora? Podemos tomar algo y hablar un rato.

En ese momento tu le respondes… “Oh… no tengo tiempo… he salido de casa solo 10 minutos para sacar al perro y tengo que volver, además, me he dejado la cartera en casa y no tengo un duro. ¿Quedamos otro día?

Bien, hasta aquí el episodio de hoy, espero que te haya gustado y que hayas aprendido algo nuevo. Repite este episodio para entender mejor esta expresión.

Quiero darte las gracias por escucharme, por tu feedback, por tus likes y por compartir el podcast si te gusta y así hacer que nuestra comunidad sea más y más
grande cada día.

Nos vemos, nos escuchamos en el próximo episodio.

¡Hasta luego Guiris!